Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

comunicamos a nuestro publico lector que este Blog cambio a la nueva dirección http://blog.anced.org.pe, con el mismo contenido. por favor ingrese ahí, que lo esperaremos. atte. Claudia Manrique.

este espacio queda suspendido!!

Read Full Post »

El auge de Internet, el uso del E-mail y la evolución tecnológica incentivan cada vez más los nuevos métodos de aprendizaje. “Educación a distancia”, “Aula Virtual” se van imponiendo con mayor fuerza al tener que elegir cómo aprender, dónde, con qué tiempo y con cuántos recursos. La educación a distancia, al permitir estudiar sin necesidad de desplazarse a instituciones académicas, otorga la posibilidad de ahorro de tiempo y dinero. Las formas de enseñar y aprender ya no se basan sólo en el uso del papel y el bolígrafo. Hoy el ordenador, Internet y el correo electrónico son herramientas fundamentales a la hora de adquirir o reforzar conocimientos. Los alumnos reciben en sus domicilios, oficinas o empresas un material didáctico que permite un estudio más accesible y eficaz.
Los libros, manuales y ejercicios que comúnmente el alumno puede recibir por correo tradicional, pierden terreno ante la evolución de la tecnología informática, la cual ofrece a través de diversos programas una información visual y sonora, que brinda una importante dosis de motivación.
Desde la perspectiva Institucional, el “Aula Virtual” permite atender a un mayor número de alumnos con menos profesorado del que se precisa en la enseñanza presencial. Ello sin tener en cuenta la poca exigencia en cuanto a edificaciones, mobiliario escolar, personal subalterno, etc…

Educación virtual (e-learning)

Se entiende así a la utilización de nuevas tecnologías y herramientas de aprendizaje como complemento a procesos de comunicación y enseñanza. La educación virtual incluye herramientas muy valiosas como las tegnológicas, de comunicación, evaluación y contenidos. Se trata de herramientas que facilitan los procesos de aprendizaje donde hay mediatización del acto pedagógico, sustentada en soportes tecnológicos. La educación virtual no sólo se dirige a adultos, puede estar orientada a todas las edades de la vida; niños, jóvenes, adultos, adultos-mayores. Su objetivo intenta trascender a la idea de que la educación solo se da en un momento de la vida. Para que sea eficaz requiere motivación de parte del estudiante interesado.

Aprender en la virtualidad

Los nuevos avances en comunicaciones generan un nuevo espacio social y no se limitan a ser medios de información y comunicación. La sociedad siempre nos ha educado para el entorno natural, normalmente a través de la familia. Las escuelas y universidades están tardando en adaptarse al nuevo espacio social, pese a que el crecimiento del entorno cibernético es vertiginoso en otros sectores de la acción social (banca, investigación científica, comercio electrónico, espectáculos).
En este nuevo espacio social todavía no hay escenarios específicamente diseñados para la educación, o son muy pocos. Es una de las tareas que debe hacerse. Además de crear los escenarios telemáticos educativos (aulas virtuales, escuelas y universidades electrónicas, Intranets para la educación, etc.) hay una enorme labor de formación de agentes educativos por llevar a cabo.
Son las aulas virtuales, a cuyos escenarios se accede conectándose a una red educativa telemática. Aparte de ser aulas distales, lo más notable es que dejan de ser recintos con interior, frontera y exterior, convirtiéndose en redes digitales en las que se desarrollan las diversas acciones educativas. El profesor, puede ahora proponer una serie de problemas previamente diseñados, controlar a distancia lo que hacen los alumnos en su pupitre virtual, corregirles interviniendo en su pantalla, sugerirles ideas, motivarles, pero todo ello en un nuevo medio que no es físico, sino electrónico.
Durante los próximos años proliferarán iniciativas de este tipo y no cabe duda de que otra clase de agentes sociales como organizaciones religiosas, instituciones internacionales u otras se incorporarán al proceso de creación de escenarios educativos virtuales.

Read Full Post »

El entrenamiento y la capacitación de los recursos humanos son elementos claves en el crecimiento y éxito de cualquier organización, por ser medios que permiten mantener actualizados los conocimientos y habilidades requeridos para ejecutar las tareas de manera eficiente y productiva. Sin embargo, dadas las necesidades de la empresa moderna de adaptarse a un esquema de competencia global y de responder a los cambios en el menor tiempo posible, el modelo tradicional de educación ya no es suficiente por sí mismo.

Con el acelerado ritmo de vida de las grandes ciudades, los métodos de enseñanza han tenido que evolucionar hacia nuevas formas que permitan acortar tiempos y distancias, ya que no siempre es posible recibir una capacitación dentro de un horario fijo o desplazarse de un lugar a otro para atender una clase. Además, la pequeña y mediana industria a menudo carecen de presupuesto disponible para absorber los gastos de transportación, hospedaje, alimentos y viáticos que implica organizar un programa de capacitación en el que participen empleados de múltiples regiones.

¿Qué es la educación a distancia?

Hoy en día gracias a las tecnologías de información, las empresas pueden mantener a su personal constantemente actualizado sin que ello represente una gran inversión de recursos y tiempo, a través de las alternativas que ofrece la educación a distancia. Este modelo consiste en utilizar cualquier método de enseñanza que sustituya a la forma tradicional o presencial y básicamente se clasifica en dos modalidades diferentes.

La primera es la educación asíncrona, que consiste en una instrucción fuera de línea, semejante a los sistemas de autoestudio que florecieron en los 70’s y 80’s con materiales escritos complementados con audiocassettes o videos. La otra es la educación síncrona, que se refiere a la capacitación en línea impartida al mismo tiempo pero en diferentes ubicaciones, como las videoconferencias o los programas de telesecundaria.

Esto nos hace reflexionar que el concepto de la educación a distancia no es nuevo en realidad, ya que de una u otra forma se ha practicado desde hace por lo menos tres décadas. Ambas versiones permiten prescindir de la presencia física de un instructor y están diseñadas para que cada estudiante adapte el programa a sus propias necesidades. Sin embargo, en la enseñanza asíncrona la falta de estímulo e interacción entre profesor y alumno pueden ocasionar gradualmente una pérdida de interés en el estudio, por lo que las nuevas tendencias se están dirigiendo al esquema síncrono con tecnologías basadas en Internet.

Capacitación basada en Internet

Aunque las tecnologías satelitales y de videoconferencia han desempeñado un papel muy importante en la capacitación virtual, ambas presentan limitantes considerables en comparación con Internet. Por un lado la transmisión vía satélite representa un gasto muy fuerte para las empresas por la infraestructura y servicios requeridos para su implementación, además de que impide la interacción por ser una comunicación unidireccional. Por su parte, la videoconferencia que sí permite transmitir en dos sentidos, es un sistema que demanda un gran ancho de banda y un equipo sumamente costoso, fuera del alcance de muchas empresas.

En cambio, la red de redes ofrece una alternativa viable para el entrenamiento a distancia en prácticamente cualquier organización. Con el crecimiento que ha experimentado en los últimos años, Internet se ha convertido en un canal relativamente económico que con pocos recursos permite abarcar una gran cantidad de regiones y de usuarios. Por tal razón, las nuevas tendencias educativas buscan aprovechan este eficiente medio para reunir virtualmente a personas físicamente separadas, transmitiendo simultáneamente el mismo mensaje a todos los participantes con una comunicación digital, bidireccional y en tiempo real.

La naturaleza dinámica y abierta de este ambiente ha favorecido el desarrollo de una extensa gama de herramientas que, con un mínimo de dispositivos de hardware y software, permiten la transmisión de datos, audio y video para hacer presentaciones en línea, transferir archivos, realizar conferencias, crear foros interactivos, usar pizarrones digitales, sostener chats públicos o privados, compartir aplicaciones, hacer monitoreos remotos y llevar a cabo demostraciones en vivo, entre otras cosas.

De esta manera, una clase virtual puede perfectamente desenvolverse en un entorno interactivo como el de una clase tradicional, ya que profesores y alumnos pueden comunicarse en tiempo real, pero sin la necesidad de estar físicamente juntos. Y todo esto a través de una interfaz gráfica tan amigable y fácil de manejar que puede utilizarse para todo tipo de programas educativos, incluyendo a los de la enseñanza básica.

A cada necesidad, una respuesta

Actualmente existen muchas empresas en el mercado que prestan este tipo de servicios a un costo muy accesible. Por lo general, cada compañía tiene un portafolio de paquetes que integran diferentes combinaciones de servicios para adaptarse a los diversos intereses y necesidades de sus clientes. Asimismo, las tarifas y métodos de cobro varían de acuerdo al esquema que se convenga contratar, pero normalmente es posible encontrar opciones para los presupuestos más modestos.

Una de las ventajas más importantes de la capacitación basada en Internet, yace precisamente en el hecho de que el aspecto económico no es una limitante para la utilización de la tecnología. En realidad, el modelo de enseñanza puede ser algo tan complicado y costoso como construir salas especialmente diseñadas para realizar videoconferencias o tan sencillo y barato como transmitir las sesiones utilizando únicamente una webcam y una PC.

Las posibilidades en el modelo de educación virtual son inmensas, por lo que el grado de sofisticación y versatilidad de los programas dependen directamente del ingenio de sus creadores. Hoy en día ya se habla por ejemplo de un tipo de teleconferencia que permitirá transmitir la imagen tridimensional de las personas, a manera de hologramas para obtener una sensación más real de presencia.

De cara al futuro

Por sus múltiples ventajas y beneficios la capacitación a distancia promete ser una de las áreas con mayor prioridad para el desarrollo tecnológico. En el mundo actual de negocios el sector que puede obtener el mayor provecho de estas tecnologías es el de la pequeña y mediana empresa, ya que su uso les permitirá diseñar programas de capacitación y actualización constantes, ahorrándose los altos costos en tiempo y dinero que antes les impedía organizar un evento presencial.

Este modelo de enseñanza también representa un paso adelante en cuestiones pedagógicas y humanas. Para el estudiante, este esquema representa la oportunidad de prepararse con una mayor flexibilidad, planificar mejor su tiempo, trabajar sobre sus propias áreas de oportunidad, desarrollar una autonomía profesional y adquirir un sentido de aprendizaje autodidacta.

Además, desde el punto de vista educativo la capacitación en Internet permite la estandarización de los programas sin importar la distribución geográfica de los participantes y plantea un nuevo horizonte de aprendizaje, en el que el conocimiento se enriquece con la interacción de personas que provienen de diversas partes del mundo y que tienen diferentes formaciones, culturas, intereses, costumbres e ideologías.

En materia de educación no hay una fórmula específica que permita garantizar al 100% los mejores resultados en cuanto a motivación y aprovechamiento. El entrenamiento basado en las tecnologías de información de ninguna manera pretende sustituir a la modalidad tradicional, ya que el instructor implícitamente sigue desempeñando el papel de facilitador y transmisor de conocimientos.

Por ello es fácil comprender que, en opinión de los expertos, las estrategias educativas del futuro incluirán un modelo híbrido para aprovechar las ventajas tanto de los métodos presenciales como de los esquemas de capacitación a distancia. En cualquier caso, para obtener resultados óptimos es muy importante cuidar los aspectos fundamentales de la educación: el estímulo, la interacción, el dinamismo y la retroalimentación, así como la calidad del contenido y del equipo humano que está atrás de todo el esfuerzo.

En México diversas empresas e instituciones educativas ya empiezan a fijarse en el potencial de estas tecnologías, pero aún no han sido suficientemente explotadas por la falta de visión de las organizaciones y la resistencia al cambio por parte de los usuarios, más que por el aspecto tecnológico. En los últimos años el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) son algunas de las universidades que se han dedicado a crear modelos innovadores, haciendo uso de los medios electrónicos y las tecnologías de telecomunicaciones para diseñar programas de educación a distancia.

Se espera que cada vez más empresas y organismos se beneficien de las ventajas de este modelo educativo y se estima que en poco tiempo su uso se volverá más generalizado en el ámbito laboral, académico y cultural.

Bibliografía

Zavoina Andrew. (Septoct 2000). No budget? No time? No problem! Web-based training may be your answer. ABA Bank Compliance. Washington.
Romero, Ivonne; Nava Marlene. (Ene 2000). Educación a distancia: Sueño en construcción. TecnoEducación. México, D.F.
Gassamans, Alejandro. (Sep 2000). Capacitación a distancia. Personal Computing. México, D.F.

Read Full Post »

Resumen: En este ensayo se vierten algunas reflexiones y experiencias en la enseñanza y aprendizaje en el área de Educación no tradicional con tecnología informática, específicamente en Educación a Distancia en el área de sistemas de información. Se hará una revisión de los conceptos y estrategias didácticas y se concluirá tomando en cuenta algunas reflexiones derivadas de la práctica, y también se incluye una visión Prospectiva, o sea mirar hacia futuro.

Conceptos

Actualmente en el área de Educación a distancia se han introducido una serie de vocablos que desafortunadamente se usan indistintamente y aunque en algunos casos hay un traslape importante en los conceptos, en la mayoría de los casos se hace un uso abusivo de éstos, utilizando una modalidad que encaja en varios conceptos y se utiliza a veces el menos apropiado. Ciertamente el más popular de los conceptos es el Educación a distancia y el más desconocido el de Educación Virtual.

No es si no hasta recientemente se ha empleado el término de Educación a distancia, todavía hace poco se hablaba de enseñanza e incluso de instrucción a distancia. Recientemente con la introducción de los enfoques constructivistas en la educación se ha cambiado el término hacia aprendizaje a distancia tal y como lo ejemplifica una de las asociaciones más grandes en este tema la USDLA (Asociación de Aprendizaje a distancia de los Estados Unidos). Afortunadamente se comienza a dar este cambio en el que se tomaba como sinónimo de la educación a la instrucción o a la enseñanza, cuando solamente estos son un medio para la educación.

Obviamente existen otros medios y formas no directamente instruccionales o de enseñanza que contribuyen al quehacer educativo y claro está algunos de estos medios pueden ser administrados o distribuidos a distancia. Aquí el problema ha sido el confundir los medios con el fin y en pretender que toda la educación (o la educación valiosa) tiene que ser suministrada mediante un maestro o instructor que enseñe a los estudiantes. Es decir que repita el mismo patrón del salón de clases en el que en forma centralizada el instructor es el que retiene el conocimiento y lo repite o expone a los estudiantes y lo único que cambiaría sería que a distancia no existe este contacto físico y visual entre estudiantes y maestro.

La Asociación de Aprendizaje a Distancia de E.U., (USDLA), definía al Aprendizaje a Distancia como “la entrega de educación o adiestramiento a través de una instrucción electrónicamente transmitida”. Como se ve esta definición adolece de dos problemas el primero es el señalado anteriormente educación con instrucción (en la que incluso se señala que la educación se entrega, en vez de señalar como lo que podría esperar que la educación se aprende). Segundo que la forma de entrega de esta educación es transmitida electrónicamente. Como se ve esta definición especifica el medio (electrónico) como el único para otorgar la educación a distancia cuando en realidad no lo es. Existen muchos otros medios que dependiendo las circunstancias aun son válidos y valiosos y complementarios en la practica de la educación a distancia. Más recientemente la USDLA (1999) cambió a una formulación más adecuada como: “la adquisición del conocimiento y habilidades a través de la instrucción e información mediatizada , cubriendo todas las tecnologías y otras formas de aprendizaje a distancia”.

Otras asociaciones como la Asociación de Comunicación y Tecnología Educativa ACTE (1999) el término de Educación a Distancia como “una experiencia planificada de enseñanza-aprendizaje que utiliza una amplia gama de tecnologías para lograr la atención del estudiante a distancia y está diseñado para estimular la interacción y la verificación del aprendizaje sin mediar un contacto físico”. Esta definición aunque mejor que la anterior también adolece de imprecisiones y de mezclar la forma con el objetivo de la educación. Hay un avance en cuanto en señalar a la educación como una práctica de enseñanza y un aprendizaje, aunque la educación pueda abarcar otras experiencias de autodesarrollo de la persona más allá de las planificadas en la enseñanza-aprendizaje. La definición de ACTE incorpora la posibilidad de mezclar muchas tecnologías, aunque las restringe en cuanto a pedir que estimulen la interacción e incluye la evaluación y verificación del aprendizaje, lo cual es una necesidad de la certifi cación educativa pero no necesariamente de la educación per se, finalmente señala adecuadamente la ausencia del contacto físico supuestamente entre el maestro y los estudiantes.

Ciertamente en la mayoría de casos la Educación a Distancia es no-presencial, por lo cual muchas veces se le llama también educación no presencial aunque las nuevas tecnologías del Internet como la videoconferencia de escritorio o la teleconferencia interactiva, se puede afirmar que hay un “contacto” visual y auditivo físico, prácticamente equivalente al contacto físico que se llevaría en el salón de clases, en el cual tampoco hay un contacto físico como tal, ya que el maestro no toca a sus estudiantes. En cuanto a la interactividad esta presupone que hay un intercambio de mensajes prácticamente instantáneo que en ciertas tecnologías como el correo electrónico no se da pero con otras como la vídeo conferencia de escritorio, el uso de reuniones electrónicas (“chat”) y la televideo conferencia, se obtiene prácticamente una interacción casi inmediata.

Educación a Distancia es cuando la educación (básicamente la enseñanza) se da con una desincronía en el espacio: es decir el instructor y el aprendiz no están físicamente en el mismo lugar. Lo de más son modalidades que tocan otros temas y que requiere cada una su propia estrategia didáctica. Generalmente la Educación a Distancia es no presencial y actualmente la mayoría es también en-línea. Frecuentemente la Educación a Distancia no se da tampoco en el mismo momento (desincronía temporal), por ejemplo si se emplea la correspondencia o el correo electrónico o el Web, pero bien puede darse en el mismo momento si se emplean medios como la televisión (interactiva o no) o los grupos de discusión (“chat”) electrónicos con el Internet.

Desde la perspectiva tecnológica, el concepto de Educación a Distancia es cuando se le da un énfasis al uso de cualquier medio para comunicar, transmitir, buscar, crear y evaluar el conocimiento del estudiante que se encuentra usualmente en lugares remotos al lugar en donde se encuentra el instructor. Así por ejemplo se habla de teleconferencia o videoconferencia educativa, televisión y radio educativos y porqué no hasta de “chat” educativo. En cada una de estas variantes tecnológicas se destaca algunas de las ventajas tecnológicas del medio como el hecho de que el instructor se pueda comunicar simultáneamente con muchos estudiantes.

Educación en Línea actualmente abarca también a algunas modalidades inalámbricas que emplean básicamente la tecnología informática y de telecomunicaciones, que generalmente pasa a través de los cables de las redes de computadora; aunque en algunos casos esto se hace en forma inalámbrica.

Se habla entonces, de Educación en línea cuando la comunicación es entre el instructor y el estudiante, pero también entre los mismos estudiantes y entre el estudiante y un material educativo accesible a través de las redes de computadora.

La educación no presencial es empleada más en los ámbitos académicos, donde a veces se confunde la no presencia real con la presencia virtual. Educación no presencial es simplemente cuando el instructor no tiene que estar presente físicamente, para interactuar con el estudiante, aunque sí pueda estar virtualmente a través del Internet, la televisión u otro medio. Este término nos parece bastante adecuado cuando específicamente se está usando el Internet como medio de educación.

Recientemente se habla también de Educación Virtual y aquí también como en el caso de la Educación a Distancia se ha caído en ambigüedades y distorsiones. Primeramente el uso de este término crea confusiones porque frecuentemente se opone el concepto de virtual al de real, por lo que la educación virtual sería lo opuesto a la educación real, precisamente no se trata de esto. Para algunos la Educación Virtual es simplemente no estar en el salón de clases, pudiendo estar en una situación similar mediante comunicaciones (ya sea televisiva, audioconferencia, videoconferencia, en un grupo de discusión en el Internet etc.). Para otros la virtualidad viene en el rompimiento o desincronía entre el tiempo y espacio en la forma de suministrar la enseñanza. Finalmente para algunos más la Educación Virtual es el cambio del libro de texto por otro medio como el libro electrónico, las consultas al Web, o al CD-ROM, etc. Simplemente la Educación Virtual es la sustitución de alguno de los agentes de la edu cación por otro agente “no real”. Puede ser el “no-real” porque simplemente no está presente el agente, usualmente el maestro o porque algunos de los medios no son “reales” en su forma tradicional, como sería el caso del libro. Ciertamente el agente que no podemos sustituir es al estudiante, los demás ya sea el salón de clase, la pizarra, el libro, el cuaderno de notas, etc. son sustituibles de ser sustituidos incluyendo al maestro. Sin embargo esta modalidad, en el caso general no quiere suprimir o eliminar al maestro, simplemente utilizar algo sustituto que puede ser algo tan tradicional como un cassette o una videocinta, hasta un programa inteligente que simule algunas de las funciones del maestro como el presentar nuevo material o darle exámenes en-línea al estudiante.

En su forma más elaborada la educación virtual consistiría en la simulación de la situación de clase, en la que aparece de alguna manera una figura animada que representa al maestro. Aquí entraría mucho la simulación como una forma de poner en situación de experimentar al estudiante para aprender utilizando un medio sustituto, como podría ser un laboratorio virtual, una disección de algún animal virtual, etc. De alguna manera se está introduciendo en esta modalidad una idea subyacente que la gente no se atreve a mencionar fuerte, el autoaprendizaje.

De alguna manera en las modalidades anteriores de educación a distancia se está introduciendo una idea subyacente que mucha gente no se atreve a mencionar: el autoaprendizaje. El autoaprendizaje está en el corazón mismo de la educación a distancia, en el aprendizaje dirigido o no el estudiante se enfrenta a un material en algún medio para aprender y dominar su contenido. Esto estuvo de moda ya hace algunas décadas con la enseñanza programada y se ha vuelto a rescatar con los nuevos medios como el CD-ROM y el Web.

Las problemáticas de la Educación a Distancia

Pero volvamos a nuestro punto de discusión original: la esencia de la Educación a Distancia. Nos parece que una de las preocupaciones mayores en ámbito académico es el lograr mediante la Educación a Distancia los mismos estándares de “calidad” que en la educación tradicional. Se dice de manera implícita que lo que se quiere es que esta modalidad de educación no sea una modalidad de segunda, sino que sea al mismo nivel que la educación presencial tradicional. Aparentemente parte de la problemática, es saber si el estudiante está trabajando en el otro lado “a distancia” y si es el estudiante el que hace el trabajo que presenta o es otro. Estas inquietudes también son válidas para la educación presencial tradicional, ya que el estudiante que está sentado no se sabe si está sentado escuchando o no, el aseguramiento de “calidad” pasa inevitablemente sobre asignaciones (o tareas) y exámenes; pero ese mismo aseguramiento de calidad se puede dar a distancia tomando las precauciones de identificació n (o autenticidad)del estudiante a distancia o su certificación presencial en algún centro a distancia. Sin embargo recordemos que usualmente en un salón de clases no se verifica la autenticidad del estudiante y se deja a la memoria del maestro recordar las caras de sus estudiantes. En los salones especializados de pruebas, tan sólo se exige una identificación a fin de evitar que no vaya un estudiante a presentar el examen por otro. Estos controles son bastante débiles y son compartidos entre la educación tradicional y la educación a distancia. Sin embargo para la Educación a Distancia, los exámenes han sido el problema mayor en su implantación. En algunos casos se ha tratado de corregir lo anterior mediante centros de examinación donde un “proctor” verifica identidades y administra el examen. Lo anterior, además de resultar costoso y en algunos lugares remotos resulta imposible. Por otra parte el trabajo de educación a distancia con exámenes presenciales implica el forzar a que el curso no pueda ser totalmen te hecho en casa ( y eventualmente en el horario que pueda el estudiante), lo que va en contra de la filosofía de la educación a distancia de hacerla más accesible a personas que no pueden asistir físicamente a los salones de clase.

Una manera de aliviar la verificación de autenticidad de los estudiantes, es el recabar información del estudiante a lo largo de las sesiones interactivas (si las hay) y que permitan estas informaciones obtenidas al azar luego servir de identificación personal, de tal manera que el estudiante que haya asistido a las sesione sea el mismo que contesta el examen. Cuando se emplea la videoconferencia ya sea en salones o a través del Internet, no hay ningún problema en la identificación visual de los participantes.

Otro de los problemas que se ha criticado a la Educación a Distancia es el de la falta de interactividad, y espontaneidad que puede haber en un salón de clases. Sin embargo, sería un error generalizar esto. La interactividad y espontaneidad en el salón de clases se da en buena medida, dependiendo del instructor y de sus estrategias de enseñanza. La interactividad actualmente se logra de manera aceptable en la Educación a Distancia mediante reuniones electrónicas de grupo, sesiones de “chat” y hasta por correo electrónico que es relativamente rápido como para conseguir la dinámica de interactividad. Por supuesto en tecnologías como la videoconferencia interactiva eso no es un problema. En lugares con menos recursos se ha logrado de manera satisfactoria emplear el teléfono o fax para lograr esa interactividad por ejemplo en reuniones televisadas vía satélite (en un sólo sentido) o en reuniones electrónicas de presentación con un ancho de banda reducido, lo que imposibilita la comunicación en ambos sentidos.

Finalmente el tercer problema que se presenta aquí , es el asociado a que la Educación Distancia que es más barata que la tradicional y que por lo tanto usualmente sería más eficiente. Este es un mito, en el que caen con frecuencia los directivos de las escuelas, ya que tienen Internet, lo demás creen que es gratuito. Se olvidan de muchos factores que hay que considerar para lograr la “calidad” que se quiere. Si bien un profesor puede llegar a muchos estudiantes, lo contrario no es cierto. Con frecuencia los estudiantes de Educación a Distancia participan más que cuando son estudiantes en el salón de clases regular; por lo que inundan el correo electrónico del profesor y en las sesiones interactivas se ha visto en la práctica que una participación de más de diez estudiantes a la vez es prácticamente imposible si se quiere que todos participen. Así mismo hay que invertir en al menos un servidor y la programación para administrar exámenes y tareas, y hacer el seguimiento electrónico de estudi antes. Es deseable también contar con programas para ayudar en el diseño de páginas interactivas del Web y de lecciones (o “courseware”). Finalmente hay que contar con un asistente encargado al menos de dar mantenimiento y respaldo al servidor, asegurarse de la confidencialidad y sobre todo servir de “help desk” para los estudiantes. Lo anterior suponiendo que la escuela no provee una cuenta de acceso al Internet a los estudiantes, ya que si no habría que pensar en contar con al menos varios módem, un concentrador o un enrutador, varias líneas telefónicas y por supuesto el acceso a un proveedor del Internet. Tal vez el costo más importante sea el entrenamiento a los profesores en el uso y técnicas y darles una descarga de clases para que puedan preparar material de “calidad” tanto en contenido como en apariencia. Algunas universidades para lograr lo último uniformizan estándares de creación de páginas del Web y a los profesores novatos en el Internet les dan una asistencia que resulta ser muy valiosa tanto en el diseño instruccional como en el diseño gráfico.

Tendencias

Cuando hablamos de educación a distancia podemos ubicarnos desde que empezó la educación por correspondencia, desarrollado a fines de los año 1800 con el fin de extender la educación a zonas remotas y despobladas u ofrecerla a los estudiantes que no podían ir físicamente a un salón de clases; era una alternativa de educación. Actualmente se visualiza, por parte de muchas instituciones como un medio para crecer en matrícula estudiantil, sin necesidad de invertir en infraestructura o edificios, de llegar a la población adulta que trabaja y que le sería difícil el asistir en los horarios regulares y finalmente para ganar acceso a programas especializados o maestros que no estaban disponibles en la institución.

Esta modalidad de educación a distancia, ha evolucionado en el Sistema de Educación en una dirección tecnológica en el uso de medios electrónicos tales como audiocintas, videocintas, radio, televisión y ahora las computadoras. Para los años 70 el concepto de interactividad estaba ya introducido dentro del concepto de educación a distancia con el surgimiento de videos (en una dirección del profesor al estudiante) acompañado de audio (en dos direcciones entre el estudiante y el maestro). Para los años 80 la educación a distancia evoluciona hacia una herramienta verdaderamente interactiva con la aplicación de videoconferencias. En años recientes han tenido gran desarrollo las redes de computadoras de sistemas abiertos. En la actualidad, casi cualquier computadora se puede conectar a una red. Las redes son un medio para compartir recursos, de forma tal que una computadora personal puede utilizar el poder de procesamiento de una supercomputadora conectada a la misma red. El correo electrónico y el acceso a fuentes comunes de información, distribuidas en los dispositivos de almacenamiento de las computadoras son parte de los servicios típicos que ofrecen las redes de computadora.

En un futuro cercano podemos prever el auge de la educación que apoya el trabajo en grupo, es en el medio organizacional donde las actividades cooperativas, son muy relevantes. Programas como el Lotus Notes, Netmeeting de Microsoft, Learningspace y otros han sido en esta dirección un éxito.

El motor de expansión inmediato de la Educación a Distancia parece ser los adiestramientos en las corporaciones ya que usualmente se economizan viajes y viáticos, además de ayudar a las compañías para cumplir con los objetivos y metas.

También se puede prever la conjunción de las tecnologías de teleconferencia, con las de: enseñanza asistida por computadora, redes de computadoras, sistemas abiertos, sistemas multimedia, e inteligencia artificial. Seguramente la inteligencia artificial dará resultados asombrosos como el trabajo oral a través de reconocimiento de voz, (y la economía que esto puede traer al transmitir solamente caracteres en vez de una transmisión directa de voz, ya sea en forma analógica o digital), la búsqueda inteligente de recursos en la red, el empleo de agentes inteligentes para monitorear la red, traer lo que interesa al estudiante y clasificarlo, el uso de documentos inteligentes y la solución cooperativa de problemas.

La producción de material educativo comercial de calidad con multimedios y otras características atractivas como el uso de tres dimensiones, para que pueda el estudiante en buena medida el aumentar su autoaprendizaje o ser este material incorporado a los cursos a distancia. De momento muy poco de este material existe en el mercado. Organizaciones como el CREAD (Inter-American Distance Education Consortium) que fomentan el intercambio de este tipo de material, entre instituciones de Educación Superior para propósitos de educación a distancia es beneficioso.

Como se menciona anteriormente, una de las críticas que se hace a la Educación a Distancia es la falta de control sobre los exámenes. Prevemos que surgirán nuevos centros de exámenes por computadora y los actuales centros y compañías de exámenes crecerán, igualmente es muy posible que surjan instituciones y organizaciones que acrediten este tipo de cursos y exámenes.

El empleo de simulación y realidad virtual para el aprendizaje, es una revolución, ya que permite al estudiante el aprender participando, haciendo como si estuviera en el lugar y en la situación que conoce, así como el permitirle experimentar. El diseño de material educativo que emplea simulación y realidad virtual es aun muy sofisticado y por lo tanto costoso. Se prevé sin embargo el surgimiento de lenguajes y paquetes especializados para ayudar en el diseño de este material.

La comercialización del Internet, es ya un hecho, pero aún falta. Hay experimentos en que se regala al suscriptor cuentas de correo electrónico o espacio para sus páginas en el Web. Se cree que muy pronto hasta el acceso a Internet se va a regalar, claro aceptando el ver comerciales y eventualmente contestar cuestionarios. El ser gratis el Internet implica que va a tener una penetración similar a la televisión, que prácticamente está en todos los hogares, e incluso varias en un hogar. Este mismo fenómeno puede repetirse con la educación que se pone a disposición gratuita de todos en sistemas abiertos y claro el precio será la comercialización.

El incremento en el ancho de banda y sofisticación de las telecomunicaciones y teleconferencia por computadora, permitirá la transmisión interactiva y en tiempo real de vídeo y audio, cubriendo grandes áreas con multimedios y con sistemas de enseñanza asistida por computadora. Es posible desde ahora, el tener varias pantallas conectadas a una misma computadora y como se tiene la capacidad de multiprocesamiento en la computadora, permitirá el trabajar con varias cosas y varias pantallas a la vez; por ejemplo buscando información, leyendo otra y trabajando numéricamente en otra. Esto va a cambiar mucho la forma de aprendizaje y también de trabajo de las personas.

Conclusión

La educación a distancia ha abierto una nueva área no sólo de desarrollo y ofrecimiento educativo, sino también un área multidisciplinaria de investigación y desarrollo, que además del interés científico y técnico que conlleva, tiene grandes perspectivas de aplicación debido a la gran demanda de capacitación, educación a lo largo de la vida y educación superior (que por definición es costosa). Con la Educación a Distancia no prevemos que se vaya a acabar la educación tradicional, cada una tiene su mercado, especialmente la tradicional seguirá enfocada a los niños. Por lo demás es posible cubrir con la Educación a Distancia los métodos tradicionales de enseñanza, y lograr una educación de calidad altamente efectiva, tanto en su extensión como en su interacción.

Bibliografía

ACTE, Asociación de Comunicaciones y Tecnología Educativa, Newletter, editorial, febrero, 1999.

De Jesús, Luis M., Tecnología y Educación. Editorial Borikén, San Juan, 1992.

Minc Alain, El Desafío del Futuro, Grijalbo, México, 1987.

Moore Michael, and G. Kearsley, Distance Education: A Systems View. Wadsworth Pub Co. November 1996.

Moore Michael, Distance Education in the Information Age, 2a. conferencia APAD, San Juan, Enero, 1999

Nora Simon y Alan Minc, L’informatisation de la societé, Dunod, Paris, 1977

United States Distance Learning association, USDLA, Definition of Distance Learning, http://www.usdla.org, Octubre 1999

Villaroel Armando, Iniciativas Internacionales en la Educación a Distancia, 2a. conferencia APAD, San Juan, Enero 1999

Read Full Post »